Connect with us

Cervezas

Jesús León: «En otros países el grifo es del hostelero y pincha la cerveza que le da la gana»

Drinqers ha hablado con Jesús León de Cervezas Arriaca sobre el premio que acaban de recibir para su Russian Imperial Stout, una Stout de 10,1º. Ha sido nombrada la mejor cerveza en los World Beer Idol 2017, celebrados en la República Checa, uno de los países con más tradición de microcervecería. La sorpresa ha sido mayúscula: «teníamos mucha confianza en nuestra Russian Imperial Stout y la medalla de oro en su categoría era ya un premio de altísimo nivel… pero además de eso, que haya sido la mejor puntuada entre todas las categorías ha sido una satisfacción enorme. Que haya sido la mejor no es casualidad, para ello hace falta que todos los jueces den una puntuación muy alta».

El jurado de World Beer Idol, que ha elegido la Imperial Russian Stout de Arriaca como la mejor cerveza en los World Beer Idol 2017.

El jurado de World Beer Idol, que ha elegido la Imperial Russian Stout de Arriaca como la mejor cerveza en los World Beer Idol 2017.

Cervezas Arriaca se comercializa desde hace dos años y medio y ya tienen varias medallas para sus diferentes cervezas, pero de las palabras de Jesús se desprende que la cosa está aún muy verde para la cultura de la microcervecería en nuestro país: «En España de momento no existe formación reglada universitaria acerca de microcervecería. Ahora comienza a haberla, pero para que te hagas una idea, en uno de los cursos más prestigiosos que hay actualmente a nivel universitario (el ‘Curso de especialización de cerveza artesana’ que hace la Universidad de Alicante) los profesores somos los microcerveceros que hemos ido desarrollando nuestra labor en los últimos años. Nosotros somos los ponentes de uno de los talleres de microcervecería como modelo de negocio».

Sala de Catas para clientes de Arriaca.

Sala de Catas para clientes de Arriaca.

Jesús cuenta cómo la microcervecería se desata como modelo de negocio: «Comienza en los años 80 y 90 en Estados Unidos, luego se traslada a Inglaterra y al norte de Europa, más adelante pasa a Italia y desde ahí entra a España vía Barcelona hace unos 15 años. La corriente se ha extendido al resto de España en los últimos cuatro o cinco años con mayor incidencia en los últimos dos». En el caso de Cervezas Arriaca su fundación viene de la unión de varios amigos en la pasión por el ‘home brewing’. Era su hobby de fin de semana y poco a poco le fueron dando forma como un proyecto totalmente profesional en torno al mundo de la cerveza. «Era un hueco que estaba sin cubrir. Mientras que en otros países de Europa ese hueco estaba cubierto en España estaba sin cubrir».

Esa pasión por la cerveza de un grupo de amigos y profesionales fue lo que les llevó a hacer «una tirada a la piscina en toda regla. En nuestro caso mezclamos muy bien la calidad y la pasión por el producto con el planteamiento profesional a nivel empresarial. Conjugando esas dos cosas hemos puesto a Arriaca entre una de las microcervecerías con más reconocimiento a nivel nacional».
variedades
Muchas microcervecerías venían del ‘home brewing’, como Jesús indica, pero explica que en los últimos años el sector se ha profesionalizado mucho. Sólo hay que ver el ‘packaging’ y la imagen de marca de Arriaca para ver que tienen una visión global del producto y cuidan todos los detalles. «Toda la imagen de marca y diseño de marca lo hemos hecho nosotros mismos. Nosotros venimos del mundo de la arquitectura y el diseño y para nosotros era fundamental que la imagen del producto fuese novedosa y diferencial. Huímos de los estereotipos, de los medallones, de las jarras en la mano… también de esa parte más ‘freaky'».

Quisieron fijarse en la evolución del mundo del vino en España: «Hace 40 o 50 años , en nuestro país, había una fábrica de cerveza prácticamente en cada provincia. Estaba la fábrica de hielo, la de gaseosa y la de cerveza. Las grandes cerveceras fueron comprando esas marcas y las fueron cerrando, privándonos a los demás de esa variedad de cervezas locales. Y hemos estado privados durante décadas por el sistema monolítico de las grandes cerveceras en España. Todo lo contrario que en el mundo del vino. En el mundo del vino se preocuparon por hacer buenos caldos y también de cuidar la imagen y nos hemos fijado mucho en eso. «.

Y aquí llega una analogía muy curiosa entre cómo el mundo del vino se ha ido especializando con gran variedad de bodegas y marcas mientras que las cervezas han tendido hacia la simplificación de marcas y variedades en el mercado. Quizás sea una comparativa demasiado extrema pero a día de hoy la mayoría de los consumidores no escogería el archifamoso vino con nombre de juego de mesa como el más prestigioso del lineal del supermercado, se irían a elegir entre denominaciones de origen como Ribera del Duero, Rioja, Rueda, Penédes… Con la cerveza ha pasado al revés en estas últimas décadas. «La cultura del vino está mucho más desarrollada en España que la de la cerveza, aunque bebamos una cuarta parte de vino de lo que bebemos de cerveza. Y eso es así porque las pequeñas bodegas se han encargado de explicarnos por qué su vino es tan especial mientras las grandes marcas de cerveza han dedicado durante décadas millones de euros en publicidad para fomentar sólo la parte ociosa de la cerveza y no la cerveza como producto de calidad»», relata León.

La rubia y la IPA de Arriaca.

La rubia y la IPA de Arriaca.

La microcervecería tiene un importante obstáculo que sortear: «Esto es un oligopolio total y absoluto, hay una falta de competencia brutal hasta el punto de que somos uno de los pocos países del mundo en los que la marca puede poner su propio grifo de cerveza. En cualquier otro país el grifo es propiedad del hostelero y en él pincha la cerveza que le da la gana. En España las instalaciones son mayoritariamente de las cerveceras y eso dificulta que haya variedad» relata el responsable de Cervezas Arriaca.

Las grandes cerveceras no quieren quedarse fuera de esta imparable tendencia que como dice León «no es una moda» y no son pocas las que están editando versiones de otras variedades como la Mahou Maestra o Barrica, la Estrella Damm Inedit, la Alhambra Roja… Jesús León no tiene «ninguna duda» de que eso responde al trabajo de los microcerveceros. «Hasta hace tres días no sólo no se fijaban en la microcervecería, incluso éramos denostados. Fíjate en algunos artículos en los que el dueño de Damm hablaba de la mala calidad de las cervezas de garaje. Y ahora mira cómo ha cambiado su política de producto sino también su política publicitaria. Es sorprendente ver cómo los anuncios de cerveza que siempre se basaban en la parte ociosa del producto ahora hablan de malta, hablando de lúpulo… Que si un hombre mayor con sombrero buscando lúpulo por el mundo, otro señor que tuesta la malta con las manos… Si se conociera el producto, si se hubieran preocupado de explicar el producto como ha hecho la industria del vino, todos sabríamos lo que es una cerveza con dos lúpulos, o que nuestra ‘Porter’ tiene ocho maltas distintas… estas cosas básicas de lúpulos y maltas carecerían de valor publicitario. Es como si hicieran un anuncio de vino explicando que el vino viene de la uva».

Cuando le preguntamos si ha probado alguna de las ediciones especiales que las grandes cerveceras están fabricando actualmente declina de forma divertida entrar en ese jardín «yo he venido a hablar de mi libro (risas). Yo creo que el nivel que han alcanzado las microcerveceras españolas es altísimo y que somos nosotros los verdaderos artífices del cambio de concepción de la cerveza como producto organolépticamente complejo». 

La visión de Cervezas Arriaca es de largo recorrido y su idea es que son como «la lluvia fina, que va empapando y que va impregnando… Pasamos de ser esa pequeña panda de amigos que se juntan a hacer cerveza en un garaje a esa fábrica profesional que puede dar productos de altísima calidad, que hace las cosas bien. Desde el producto local, de proximidad, que además genera unos beneficios en el tejido socio económico de los lugares donde ocurre. En nuestro caso es en la Campiña de Guadalajara, en Yunquera de Henares. Todas esas cosas van calando en el consumidor. Eso hace que la gente sea capaz de pagar un poco más por un producto mucho más complejo, organolépticamente hablando».

Está claro que la persona que prueba cervezas ‘especiales’ comienza un camino sin retorno hacia el descubrimiento de otras variedades. Jesús León se despide recordando que esto no es ninguna moda y que tiene que claro que dentro de unos años, al igual que ahora hay cartas de vino en los restaurantes, habrá cartas de cerveza.

Cervezas Arriaca ya está disponible en grande superficies del centro de la península como El Corte Inglés, Eroski y Alcampo. Dentro de poco también estarán presentes en Carrefour y se pueden comprar on-line en su web o en Amazon.

Newsletter Signup

Get Back in Shape? (Testing Images + Post Pagination)

Featured

Some of the Most Beautiful Trips in Europe

Featured

Top Fun & Healthy Activities Tips for You

Lifestyle

5 Summer Workout Tips: Embeds test

Sports & Fitness

Newsletter Signup

Copyright © 2018 Jawn Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.

Newsletter Signup